Ciertas ocupaciones requieren del manejo eficiente de habilidades emocionales dado su desempeño. Hay profesiones en las que una excelente estrategia emocional permite asumir responsabilidades de manera sostenible y saludable.
Los agentes y equipos de Seguridad Pública y Privada, tanto de manera privada como institucional, pueden beneficiarse notablemente de las estrategias que ofrece el Coaching, específicamente adaptado a sus características y necesidades como profesionales. Saber gestionar el estrés propio y ajeno, analizar objetivamente las diversas situaciones del día a día laboral, profundizar en el autoconocimiento y la autoconfianza, desvincular y conciliar la vida privada de la profesional, anticipar conductas y prever respuestas, aprovechar sinergias, colaborar con distintos equipos, conocer perfiles psicológicos, minimizar riesgos…son algunas de las competencias que debe utilizar el policía o el vigilante de seguridad en su puesto de trabajo y fuera de él.
La Psicología Policial y para la Seguridad, combinada con el Coaching, aporta un soporte profesionalizado, que mejora el afrontamiento ante situaciones laborales extremas, ayudando a canalizar recursos
técnicos, profesionales y emocionales que permitan desempeñar una práctica con talento, excelentemente eficiente y menos arriesgada.
COACHING PEOPLE tiene experiencia en este tipo de intervenciones, siendo pionera en este ámbito específico de actuación. Nuestra formación académica como psicólogos, nuestra dedicación en el ámbito
forense y las herramientas que utilizamos como profesionales del Coaching nos distinguen y avalan. Estamos en disposición de adaptarnos a sus necesidades individuales y de equipo, para que su trabajo y su esfuerzo
sigan siendo fuente de orgullo y satisfacción por el servicio que ofrecen a la sociedad, sin que ello tenga repercusiones emocionales no deseadas en su vida personal, profesional y/o familiar.