El encargarse de la formación, de la docencia, de otros es una tarea de gran responsabilidad que requiere de competencias emocionales de alto nivel, de capacidad metodológica para planificar, programar,
impartir y evaluar desde una visión estratégica,exponencial, empoderadora.


Ser formador, o docente, implica dar ejemplo, no solo en cuanto a la aplicación de conocimientos, sino también, y de manera muy destacada, desde la conducción por y para unos valores fértiles, nítidos y
transformadores, que impulsen hacia la génesis de oportunidades en cascada.
El proceso de capacitación que ofrecemos en COACHING PEOPLE aglutina todo lo anterior.
El trabajo en equipos pequeños, reducidos, permite el seguimiento personalizado y la gestión del conocimiento, transformando al docente en un líder-coach, que ayuda a creer a sus alumnos, que añada
valor a sus actuaciones profesionales en el ámbito de la docencia.
Planteamiento de sesiones rompedoras de esquemas, divertidas, audaces, estratégicas, poco convencionales pero con riguroso método y óptimo proceso evaluativo, ayudan a las personas que han
iniciado su proceso formativo a aprender de manera natural, con la ayuda que aporta la conducción dirigida desde el Coaching como pauta metodológica.
Nuestros clientes son formadores de departamentos de formación de empresas, docentes universitarios y de enseñanzas medias, que desean crecer en el manejo de estas habilidades.

A continuación presentamos nuestras principales áreas de trabajo en el coaching de la formación para formadores:

Captura